MELISA

(Melissa officinalis)

Características Botánicas: Pertenece a la familia de las Lamiaceae junto con el romero, la albahaca y la menta, entre otras.
Es aromática por excelencia debido a su contenido en terpenos: citronella, citronelol, citral y geraniol.

Cuidados: Se adapta a todo tipo de suelos, pero es preferible contar con buena cantidad de materia orgánica.
Prefiere suelos húmedos evitando el encharcamiento, para esto es útil el uso de cubiertas (mulching) con el fin de mantener la humedad entre riegos.
Es una planta que resiste muy bien las sequías, por lo que en época invernal no es necesario regar frecuentemente.

Cosecha: Cortar sus hojas en la medida que se necesite, dejando siempre algunos brotes para favorecer crecimientos posteriores.
Si se quiere aumentar la cantidad de puntos de crecimiento, ir cortando las hojas jóvenes de las puntas. Si se prefiere generar altura en la planta, ir sacando hojas viejas de la base sin eliminar los ápices.

Usos: Su aroma recuerda al limón, y es muy agradable en infusiones y bebidas con o sin alcohol.